Enlaces patrocinados
» » 5 maneras de controlar los ataques de ira

5 maneras de controlar los ataques de ira

wilson 2 de June del 2017 Vida
Enlaces patrocinados
Todo el mundo se enoja, pero cuando perdemos el control eso no resulta en nada bueno para nosotros o para quienes nos rodean. Cuando no podemos controlar el enojo, podemos llegar hasta peleas de a puños o conducir imprudentemente, poniéndonos en peligro, y a otros. Pero es posible controlar los ataques de ira, a continuación mostramos como.

maneras de controlar los ataques de ira

Maneras de controlar los ataques de ir – Fuente Imagen: buenavibra.es

 

La respiración es un calmante efectivo

Respire profundamente, desde su diafragma. La respiración de su pecho no le relajará, así que intente que su respiración suba de su abdomen.

Repita lentamente una palabra o frase calmante, como “relájate” o “tómalo con calma”. Siga repitiéndolo mientras respira profundamente. La respiración profunda tiene un potente efecto terapéutico cuando estamos a punto de explotar de ira. Ayuda a bajar la tensión arterial y dispone poco a poco cuerpo a que vuelva a su estado normal.

 

Mentalice imágenes para calmarse

Visualice una experiencia relajante usando su memoria o su imaginación. Piense que se encuentra frente a un atardecer calmado, observando en una playa una puesta de sol o un lugar paradisíaco. El practicar mentalizar este tipo de imágenes nos mantendrá listos cuando una situación ponga a prueba a nuestra cordura.

 

Cambie su manera de pensar

Enlaces patrocinados
Ser demasiado críticos nos lleva a esperar demasiado de los demás, y cuando no superan nuestras expectativas nos sentimos enojados. Pero cambiar nuestra forma de pensar nos ayuda a ser menos exigentes, lo que nos vuelve menos dramáticos. Además una forma de pensar más positiva puede generar un cambio en nuestro estado de ánimo.

Por eso cuando algo vaya mal en vez de decir “todo siempre sale mal” “todo se echó a perder como siempre” podemos decir: “esto es desagradable, pero no es el fin del mundo”.

 

El humor ayuda

El humor puede ayudar a desactivar la rabia de varias maneras. Por un lado, puede ayudarlo a tener una perspectiva más equilibrada. Por ejemplo, si ha tenido un altercado con un compañero de trabajo, imagínelo como si fuera una ameba sentada en un escritorio hablando por teléfono. El pensar en algo cómico en esos momentos de tensión nos ayuda a relajarnos y pensar más equilibradamente.

El humor también puede ayudar cuando nos encontramos siendo irrazonables. Si te encuentras pensando que las cosas que no van a tu manera representan una indignidad insoportable que no deberías tolerar, imagínese a sí mismo como si fuera un dios o diosa en un trono de majestad que siempre consigue hacer su voluntad, mientras que otros se aferran a usted. Cuanto más detalles añada, más risa le dará y más se dará cuenta de lo irrazonable que es y de lo poco importantes que son las cosas por las que estás enojado.

Sea razonable al enfrentar los problemas

A veces la ira y la frustración son el resultado de problemas muy reales e ineludibles en nuestras vidas. La ira puede ser una respuesta natural a estas dificultades. Algunas personas tienen una creencia cultural de que cada problema tiene una solución. Esta creencia aumenta su frustración cuando descubren que esto no siempre es cierto. Si usted no puede encontrar una solución, debe centrarse en cómo manejar y enfrentar el problema en vez de dejarse dominar por la ira.

Con estos sencillos consejos podemos controlar los ataques de ira y hacer de nuestra existencia, algo mucho más productivo y provechoso.

Enlaces patrocinados


¡Déjanos tu opinión!